martes, 1 de diciembre de 2015

Vamos a contar mentiras, tralará (Parte 3)

Sobre la subvención para el Centro de Iniciativas Empresariales:

“Que malo es el gobierno municipal que el centro de iniciativas empresariales no quiere equipar, vamos a contar mentiras tralará”

Ah, ¿Es que el famoso Centro de Iniciativas Empresariales se llegó a abrir?

Vamos a remontarnos en el tiempo...
Parece que fue ayer cuando nuestra pequeña dio sus primeros pasos, cuando en 2005 la Diputación concedió una subvención de casi 45.000€ a la que el Concello tuvo que renunciar porque llegado el plazo de justificación, (octubre de 2006) ni siquiera había comenzado las obras, y en el momento de solicitar la licencia de autorización a la Xunta para la apertura de la vivienda, se le deniega. El motivo es de sobras conocido... 

Con todo el dinero que se invirtió ahí... ¿A nadie se le ocurrió pensar que le hacía falta un ascensor para subir al segundo piso y dotarla de accesibilidad?

Después llegó la Era del Oterismo, y nuestra Vivienda Social no pasó por mejor trato. Despúes de un anuncio a bombo y platillo en septiembre de 2014 esa casa pasaría a ser un Centro de Iniciativas Empresariales. En tres meses todo amañado. El centro a pleno rendimiento. Se hizo hasta una espectacular puesta en escena en el Salón de Plenos, pero nada... Pasaron los meses y el centro no se abría. ¿Qué raro todo verdad? Ahora verán el porqué.

Actualmente el gobierno municipal se encuentra gestionando una solución para este problema, que pasa inicialmente por renunciar a la subvención que pidió el anterior gobierno porque entiende que la Vivienda Social de las Casas Baratas, y en la que se han invertido más de 100.000€, tiene que ser un lugar en el que se realice una labor social, y no es el mejor sitio en el que poner un CIE. Entendemos que el anterior gobierno dirigiera el Ayuntamiento a base de ideas felices y ocurrencias de última hora, pero el actual gobierno mugardés no va a seguir sus pasos.

Tanta prisa tenían, que la ordenanza sobre la vivienda comunitaria, que nunca se aplicó, aún sigue en vigor.  (¿Pero no íbamos a impulsar un CIE?) Acabar la casa bien no lo harían, pero disponer de todo para cobrar... Les faltó el tiempo. ¡Ay ese ansia recauditiva por parte de los que presumen de saber gestionar!  

Además, y según las técnicas municipales, la Vivienda Social no cumple con los requisitos urbanísticos necesarios para poder poner ahí algo que tan si quiera se parezca a un CIE. Esta gente pidió una subvención sin saber antes si se podía abrir el centro, total malo será. 

Si tan importantes consideraban alguna de estas inversiones…


 ¿POR QUÉ CUANDO GOBERNABAN NO LAS CONSIDERABAN TAN PRIORITARIAS, Y PREFERÍAN EL LADRILLO Y LOS CANALONES A LAS PERSONAS?