¡¿Protección Civil también recoge enseres domésticos?!

Como ya dijimos en entradas anteriores, no compartimos la desastrosa gestión de la recogida de enseres domésticos realizada por la concejala de servicios Pilar Díaz.


Es más que evidente que ahora hay más enseres que nunca y que tanto los cascos urbanos como las parroquias están llenos de enseres que pasan semanas sin ser recogidos.

parche proteccion civil mugardos (Militar - Parches de tela )El Concello contrató a una empresa para que recoja 1 vez al mes, cuando antes lo hacía 2 al mes. Como el servicio no es capaz de asumir tanto mobiliario, la Sra. Pilar Díaz dedica a los GES a recoger enseres o a la policía local a hacer de telefonistas (trabajo que debería hacer la empresa que para eso cobra). Pues a pesar de ello y de asignar a tareas que nada tienen que ver con su puesto, ahora le toca a los voluntarios de Protección Civil, que supuestamente han sido vistos por los Casás recogiendo enseres. Quizás el acuerdo de gobierno BNG/IU sea clarificador en este punto:



 ¡Queda claro, que en base al acuerdo de gobierno, según su redacción se ha "reorganizado" el servicio de Protección Civil ¿para mejorar sus "prestaciones"?! Discutible será lo de la "correcta utilización".


 Todo ello tiene un denominador común: una misma encargada de dichos servicios: la Sra Pilar Díaz: GES y Protección Civil. Incluso se han cambiado enseres de parroquias para diseminar el volumen acumulado de enseres y que llamen menos la atención del vecino.

Pues a eso se suma que la nave municipal sirve de almacén de enseres para dicha empresa, que los recoge pero los guarda en un un almacén municipal y aun encima le pagamos por dicha recogida, eso sí con un contrato menor dado a dedo.

Pues todo el personal municipal en alerta para paliar la deficiencia de un servicio que no funciona y cuya responsable es la Sra Pilar Díaz: GES, policia local, protección civil, administrativas como telefonistas... todos a recoger!!! ¡Si os queda tiempo ya hareis vuestro trabajo! También parece extraño que los sindicatos que sí están presentes cuando de atacar al PP sea necesario, no salgan a defender este abuso del personal al que se destina a tareas impropias de su puesto. Un silencio muy clarificador de los intereses que se defienden.

¿Cómo es posible que la Sra. Díaz sea capaz de contratar una empresa para el control de gaviotas por más de 10.000 € (también a dedo, sin concurso, por contrato menor) pero no ampliar los días de recogida. ¿Será quizás porque más días son más dinero, y más dinero forzaría a tener que sacar el servicio a concurso público por exceder de los 18.000 € máx cuando ahora lo puede dar a dedo por contrato menor a la empresa que le dé la gana? ¿Por qué iba a tener más peso para la Sra. Diaz escoger a la empresa que ella quiera en vez de escoger la que garantice un mejor servicio aunque sea más cara pero más eficaz?

¡Ya se palpa el cambio de talante y el aire fresco que aporta IU al cambio de gobierno! Todo va mucho mejor y ni que decir tiene que con mayor transparencia que nunca.

3 comentarios:

  1. Respuestas
    1. Realmente cree usted que da igual todo, como se hagan las cosas, quien las haga y de la manera que se hagan, nosotros no estamos de acuerdo, creemos que las cosas se deben de hacer bien y el Concello dar ejemplo.
      No se puede usar a Protección Civil, Ges, Policia Local, para actividades que deberia realizar una empresa acreitada para dicho trabajo, la administración publica se debe mostrar como adalid del empleo de calidad, no todo lo contrario, como esta sucediendo con este gobierno.

      Eliminar
    2. la empresa de recogida solo esta contratada por un dia
      en la nave del concello solo deposita enseres hasta el mes siguiente personal del concello no la empresa de recogida
      la uralita es amianto y tendria que gestionarlo alguien cualificado y sin embargo es el personal del concello quien la recoge ilegalmente y almacena en la nave del concello

      Eliminar

Te rogamos hagas tu comentario con respeto y de forma constructiva para el beneficio de tod@s.