jueves, 14 de agosto de 2014

El Concello aprueba la addenda al convenio de Caldoval

El Pleno extraordinario del pasado 12 de agosto sirvió para aprobar, con los votos a favor del gobierno (BNG-IU), las abstenciones del PP y el voto en contra de la no adscrita la addenda al convenio firmado en 2010 entre el Concello, REGANOSA y Xunta para la puesta en valor de los restos arqueológicos de la villa romana de Caldoval.

Llamó la atención la ausencia de los 2 concejales del PSOE, que en la comisión pasada votaron en contra del dicha addenda pero que no asistieron al Pleno. La casualidad quiere que cuando van a votar en contra de algo al final falte alguno de ellos al Pleno...

En todo caso el Partido Popular justificó su abstención en base a varias razones importantes:

1) No existe informe de intervención municipal acerca de los compromisos económicos derivados de tal addenda, como es preceptivo en un convenio de esta magnitud. (Por no haber no hubo ni interventora en el salón de plenos).

[Yacim+romano+caldoval+n+b2[1].JPG]2) En el proyecto no se ha consultado con la oposición sobre el tipo de museo que Mugardos necesita.Se nos ha dado el que el Alcalde ha escogido con la empresa.

3) El PP no comparte que el objetivo sea  hacer el museo más grande jamás contado...sino que esté acorde con la capacidad de Mugardos para hacerlo sostenible económicamente y no tener que cerrarlo al poco de abrirlo.

4) El PP quiere que se pongan en valor los restos de Caldoval, pero no con una infraestrutura cuyo mantenimiento suponga un lastre para las arcas municipales. Por eso, y una vez conocido el proyecto definitivo en 2013 llevamos tiempo solicitando un estudio de costes de dicha infraestructura para adaptar el proyecto a las carateristicas de un Concello con la capacidad económica muy limitada.

5) El gobierno ha declinado hacer una previsión de costes. No sabe lo que costará mantenerlo. Tampoco ha sabido respondernos al dinero total que pondrá la empresa.

Llama la atención el cambio de posición de IU, que siempre votó en contra de dicho convenio, tanto por su ubicación (no le gusta pero le vale), como por cómo se mantendrá (fue su argumento en 2010 para votar en contra). Ahora no lo sabe, pero también vota a favor.

Próximamente ampliaremos esta información.