miércoles, 12 de septiembre de 2012

Los promotores del Castillo de la Palma han presentado hoy el proyecto básico para su conversión en hotel

Hoy ha tenido lugar la entrega del proyecto básico por parte del principal promotor del Castillo de la Palma. Ante toda la corporación ha destacado las dificultades que han tenido el proyecto en vilo desde el año 2003, pero que han creido firmemente en el proyecto y eso les ha hecho persistir en el mismo hasta casi 10 años después a pesar de que las condiciones de aquella época eran mucho más favorables que las anteriores. 

La conversión del Castillo de la Palma (calificado como BIC, Bien de Interés Cultural), en hotel SPA de 5 estrellas supondrá una inversión de al menos 20 millones de €, cantidad que aportará la propia firma con fondos propios (al 60-70 % del la financiación) y el otro restante con financiación complementaria (ICO, créditos...), lo que hace que tenga solvencia financiera suficiente para que el proyecto no se vea peligrar.

El proyecto ha de respetar escrupúlosamente el patrimonio, y será éste órgano el que supervise que no se modifica ningún elemento de valor patrimonial (aunque ya ha sido robado varias veces, y levantadas las pesadas piedras del suelo en varias estancias).

El hotel, que será SPA, contará con 2 salas de convenciones, restaurante, una escuela de hostelería, lavandería, etc. 

Los promotores calculan que el hotel generará entre 60 y 70 puestos directos de plantilla, más una suma importante de forma eventual en épocas turísticas de mayor relevancia.

Una vez analizado el proyecto por los técnicos municipales deberá ser revisado por Patrimonio y Costas, para que se cumpla la legislación sectorial correspondiente.

Indudablemente el proyecto será un agente dinamizador de la economía de la comarca, de Mugardos en particular, ya que además de los puestos de trabajo directos que generará, repercutirá en otros sectores (comercio, marisqueo, pesca, turismo...). Incluso podrá servir para revitalizar los paseos marítimos en lancha.

Asimismo Mugardos tiene una carencia histórica en materia de hospedaje, que supone que el turismo pernocte en otros municipios y no se quede en Mugardos, donde no existe ninguna oferta de habitaciones, e impide tambien congregar otro tipo de eventos.