martes, 7 de agosto de 2012

Los árboles se "comen" los toboganes en el parque de Simou

"As árbores non deixan ver o bosque ó goberno municipal", pero tampoco dejan ver los toboganes. El parque de Simou es testigo de cómo un árbol "engulle" un tobogán mientras el gobierno municipal no se digna hacer un seguimiento del mantenimiento de parques y jardines, especialmente los que disponen de juegos infantiles cuya seguridad es fundamental.

El tiempo que tarda en crecer una rama de ese tamaño es directamente proporcional al tiempo que el gobierno municipal en general y la concejalía de obras en particular no se dignan ir por allí a arreglarlo.

A ver si nuestro "toque de atención" sirve para que se arregle. Ojalá sea así.