viernes, 15 de junio de 2012

El alcalde no contesta a los escritos de los vecinos.

Si bien antes era la costumbre que el alcalde despachara a los vecinos (a los mas inexpertos) con un "non  hai problema, xa cho miro", a los que ya han pasado esa fase ya no se les contesta por escrito. Las quejas de los vecinos son muchas, por contestar ya ni constesta a las reclamaciones de una trabajadora de servicio de ayuda a domicilio (SAD) que reclama las horas de mas que ha trabajado. EL alcalde no contesta (ni si ni no) y la trabajadora lleva su reclamación al juzgado.

La rumorología dice que ya no quiere ni ir a juicio, que quiere pagar y punto. Vamos que el alcalde no cumple con su obligacion y pagamos todos. 

Pagamos todos los pleitos en que este alcalde nos mete, y los pagamos bien. De hecho todavía no ha sido capaz de explicarnos la cantidad justa de dinero que el Concello (o sea todos) ha pagado en abogados y juicios, y lo mas importante, cuántos hemos ganado y perdido.

Nuestro alcalde, el que no responde, nos cuesta dinero. TIene obligacion de contestar, pero o no sabe, o no quiere. Si no sabe es que no está lo suficientemente enterado (cosa dificil de creer porque lo gestiona él todo, más bien se hará el sueco), y si no quiere, flaco favor hace a los vecinos que le pagan (y que le han permitido una cuantiosa jubilación). 

¡Cumpla con su obligación Barcia y no le escape al vecino!

¡Conteste!