miércoles, 11 de enero de 2012

La calle María de Mugardos ya tiene losetas hundidas a poco de haberse terminado las obras.


La calle María, cuyas obras se hicieron 2 veces, la primera para cambiar el pavimento y la segunda por no contemplar la recogida de aguas pluviales en la primera obra (no se conectaron las bajantes de las viviendas) ya tiene defectos importantes por el hundimiento de varias losetas. Los baches son visibles y eran hoy comentario de varios vecinos que contaban todas las que se habían hundido.

Es un secreto a voces que el gobierno municipal no hace un seguimiento de las obras, ya para no tenerlas que hacer dos veces, sino para que se hagan con la calidad suficiente. Hay dos posibilidades, o que el concejal de obras no revise las obras (lo cual ya es grave) o bien que vaya a verlas y no sepa lo que tiene que mirar (que es lo más probable). 

Por cierto, tambíen es vox populi que cuando se arregló la calle María, en la zona más alta (y nos tememos que en toda su extensión) los tubos debían asentarse sobre una capa de arena para que asienten y no rompan con el peso ¿Alguien quiere apostar a que no hay tal capa de arena?

Seguimos perdiendo dinero...esta vez por hacer las cosas mal, dos veces y sin exigir a las empresas que cumplan con las calidades de obra que se han comprometido a hacer. Es más fácil cambiar las losetas que el gobierno, pero nos sale mucho menos rentable.