Para el gobierno municipal del BNG... ¡CARBÓN!