sábado, 24 de diciembre de 2011

El BNG retira del pleno la propuesta de subida de tasas por requerimiento del PP

No solo se escenificó ayer un dato curioso, que el PP era el grupo mayoritario en el pleno (4) ya que se contaba con las ausencias de PSOE (1) y BNG (3) sino que el gobierno municipal tuvo que dar marcha a tras para someter a votación a las ordenanzas municipales de agua, alcantarillado y basura, ademas varias más. El PP solicitó al BNG que no sometiera a votación unas ordenanzas que son muy mejorables, tanto en las exenciones fiscales como en el contenido y gestión de los mismos.

Recordemos que las pretensiones iniciales del BNG eran de subir el IPC acumulado en muchas de ellas (7%) ya que no se habian tocado desde el año 2007. El PP estuvo en contra desde el principio, ya que si bien no quisimos subirlas anualmente para ayudar a las familias, menos aun estamosdispuestos a hacer toda la subida que no hicimos de forma escalonada, y menos en pleno escenario de crisis.


Barcia: "Debemos esforzarnos mías todos e botar menos tempo en "batallitas".

El BNG llevó a comisión por urgencia dicho tema sin avisar a los grupos municipales y pretendía sacaro adelante sin que la oposición puediera valorar el alcalce de dichas propuestas. El PP votó en contra en dicha comisión ante la falta de decoro en dicha presentación sorpresa y con calzador, EU tambien hizo lo propio y el PSOE votó a favor, por un "despiste" del portavoz socialista.

Barcia: "Quizás as taxas poderían haberse levado doutra manera".  

El PP sigue teniendo la impresión de de que el gobierno solo quiere aumentar los impuestos pero no hace nada por reducir los gastos: ¿cómo se puede subir los impuestos a los vecinos y a la vez despilfarrar 51.000 € anuales de gastos del servicio del agua? ¿por que deben pagar los vecinos la mala gestión del gobierno municipal? Sí cierto es que al final solo querian subir el IPC, pero el concepto es el mismo. Primero optimnice la gestion del servicio, eliminando los gastos tan elevados y luego suba si es preciso. El PP cree que hay que hacer cambios importantes en el servicio del agua para reducir esos gastos y que dichas medidas no repercutan el el usuario/vecino.