jueves, 27 de octubre de 2011

Nuestras propuestas sobre MUJER

Situación
actual
Se dan todavía en el seno de la sociedad española importantes obstáculos a la igualdad real entre sexos que se manifiestan en los ámbitos laboral, social, económico y cultural.
La incorporación de la mujer al mercado laboral no alcanza todavía los niveles que registra el empleo masculino.
A ello hay que añadir las diferencias que se manifiestan en el propio mercado de trabajo. Las mujeres cobran hasta un 30 por 100 menos que los hombres.
Qué piensa
el Partido
Popular
Impulsaremos la implantación del "expediente único" como instrumento de información, coordinación y protección de las víctimas de violencia de género, y elaboraremos protocolos generales de actuación donde se establezcan criterios comunes de intervención y unos contenidos mínimos de actuación.
Impulsaremos los instrumentos necesarios para reducir la brecha salarial de manera significativa.
Activaremos las medidas pertinentes para reducir la tasa de temporalidad femenina.
Apoyaremos la corresponsabilidad, incentivando la participación equilibrada de hombres y mujeres en el cuidado de los hijos y asegurando el puesto de trabajo de aquel trabajador que solicite excedencia para el cuidado de los menores.
Impulsaremos la empleabilidad de las mujeres que quieran reincorporarse al mercado laboral tras la educación de sus hijos, y promoveremos condiciones económicas y sociales favorables al acceso de la mujer al autoempleo, potenciando las iniciativas empresariales.
Desarrollaremos iniciativas para favorecer la incorporación de la mujer a puestos de responsabilidad y puestos directivos en las empresas. Para evitar las diferencias salariales entre hombres y mujeres para igual trabajo, las administraciones públicas favorecerán programas de cualificación y recualificación asociados a los periodos de baja y de interinidad.


Fomentaremos la coordinación entre Comunidades Autónomas y entidades locales, en la lucha contra la violencia de género, con el objeto de agilizar los trámites administrativos, optimizar recursos y disminuir riesgos.
Incrementaremos el número de policías dedicados exclusivamente a la violencia de género, especialmente formados para estas tareas y en comunicación directa,  permanente y personalizada con las víctimas actuales o potenciales.
Incrementaremos el número de juzgados especializados en violencia de género, dotándolos de los medios necesarios para garantizar su funcionamiento. Desplegaremos las Oficinas de Atención a las Víctimas y haremos efectiva la asistencia letrada inmediata.