jueves, 27 de octubre de 2011

Nuestras propuestas sobre DEFENSA

Situación
actual
El actual gobierno ha frenado el proceso de modernización de las Fuerzas Armadas y el único gesto significativo ha sido la creación de una unidad para situaciones de emergencia civil. Una decisión discutible porque implica la segregación permanente de un importante contingente para misiones no militares y con un controvertido encaje legal.
Qué piensa
el Partido
Popular
Mejoraremos el sistema de bonificaciones complementarias específicas de compensación por participación en misiones internacionales o despliegues de larga duración.

Crearemos primas de reenganche para mejorar los índices de retención.

Ampliaremos el periodo de prestación de compensación económica del INVIFAS de 3 a 5 años, con carácter normal.
Mantendremos el apoyo a las misiones internacionales que en la actualidad desempeñan nuestras Fuerzas Armadas, incrementando su seguridad y dotándolas de los recursos precisos para su mejor desarrollo.
Propondremos medidas que permitan profundizar en el proceso de transformación de los Ejércitos, prestando especial atención al área de recursos humanos.
Impulsaremos el proceso de modernización de las Fuerzas Armadas y el cumplimiento del Plan de Capacidades Militares. Queremos adecuarlas al nuevo entorno internacional y ponerlas en condiciones de responder, ágil y eficazmente, a las nuevas amenazas.
Impulsaremos el modelo de ejército profesional realizando un especial esfuerzo en su modernización y en la mejora tecnológica de todos sus recursos.
Proseguiremos los esfuerzos para lograr, en el marco de Naciones Unidas, un Tratado sobre el comercio de material de defensa y doble uso.
Prestaremos la máxima atención al desarrollo de la nueva Ley de la Carrera Militar para minimizar, a través de una normativa adecuada y sensible a la situación de cambio, el impacto negativo que se pueda producir durante la transición al nuevo modelo.
La calidad del reclutamiento de sus miembros es una exigencia fundamental para la eficacia de las Fuerzas Armadas. Revisaremos los procesos de selección de la tropa y la marinería para hacer competitiva la dedicación militar, garantizando al mismo tiempo el nivel indispensable de sus componentes.
Potenciaremos las Oficinas de apoyo al personal. Tanto la oferta como la tramitación y gestión de los servicios ofrecidos deben ser accesibles vía Internet, habilitando además teléfonos de información.

Pondremos en marcha un Plan de Asistencia Familiar durante los despliegues en misiones el exterior, para asegurar un apoyo real y eficaz a las familias durante los periodos de ausencia de los militares en estas misiones.

Mejoraremos la oferta, en calidad y cantidad, de plazas en las residencias militares.