jueves, 27 de octubre de 2011

Nuestras propuestas para la UNIVERSIDAD

Situación
actual
Bolonia no exige reducción del número de titulaciones. No exige uniformismo. No exige la misma duración de todas las titulaciones de Grado. En definitiva, no exige las reglas rígidas que está implantando el Gobierno.
Nos preocupa que el proceso de Bolonia acumule un importante retraso en la implantación de las nuevas titulaciones de Grado.
Nos preocupa la incertidumbre, las protestas y manifestaciones que está generando el proceso en toda la comunidad universitaria.
Nos preocupa, también, que el Gobierno, con la excusa de Bolonia, este llevando a cabo una profunda transformación del sistema universitario y del mapa de titulaciones no demandado por la sociedad y que ningún país de los grandes de nuestro entorno ha llevado a cabo.
Qué piensa
el Partido
Popular
Exigimos una mayor flexibilidad de la duración de las carreras, para atender la realidad social y económica de nuestro país y las exigencias formativas del mercado laboral.
Apostamos por un Espacio Español de Enseñanza Superior que desarrolle un nuevo modelo universitario, abierto, de calidad y excelencia, capaz de competir con las mejores universidades de Europa y del mundo.
Queremos un Espacio Español de Enseñanza Superior guiado por los retos de: autonomía universitaria, libertad académica, igualdad de oportunidades, vertebración y cohesión territorial, movilidad de estudiantes y profesores, y el respeto a los estudios que actualmente se imparten en nuestras universidades.
Impulsamos un Espacio Español de Enseñanza Superior con proyección internacional que sea referencia para los cuatrocientos millones de hispanohablantes y para los estudiantes europeos
Creemos firmemente en la mejora de la tasa de éxito de los estudiantes universitarios y en la reducción drástica de su fracaso.
Defendemos la igualdad de oportunidades en función del mérito y la capacidad.
Apostamos por converger, en materia de becas, con los países de la Unión Europea.
Consideramos necesario que la educación universitaria tenga garantizado un marco estable de financiación a través de un nuevo modelo, acordado entre el Estado y las Comunidades Autónomas.
Defendemos firmemente la necesidad de una mayor conexión entre la universidad y la empresa.
Creemos que es el momento propicio para llevar a cabo un gran pacto universitario entre el Gobierno, la comunidad universitaria, los partidos políticos y los agentes sociales y económicos.