jueves, 27 de octubre de 2011

Nuestras propuestas para la LENGUA Y SÍMBOLOS

Situación
actual
La lengua no puede convertirse en un factor de discriminación ni una barrera cultural para restringir derechos, impedir la movilidad geográfica, o romper la unidad de mercado.
Determinadas políticas de imposición lingüística han convertido lo que era un elemento de riqueza cultural, en un factor de discriminación y han transformado en una obligación lo que hasta ahora era un derecho: el conocimiento y uso de una lengua cooficial.


La falta de respeto a los símbolos o el incumplimiento de las leyes que los regulan y protegen, es un ataque a nuestro modelo constitucional.
Qué piensa
el Partido
Popular
La lengua no puede convertirse en un factor de discriminación ni una barrera cultural para restringir derechos, impedir la movilidad geográfica, o romper la unidad de mercado.
Los españoles tienen derecho a elegir el idioma en el que educar a sus hijos.


El consenso que hizo posible la Constitución se extendió también a un pacto en torno a los símbolos que nos representan a todos. Estos símbolos son un patrimonio que todos debemos respetar.
El incumplimiento respecto al uso de la bandera puede ocultar el propósito de negar que una parte del territorio forma parte de España.
Queremos garantizar un bilingüismo equilibrado, con el fin de que la lenguasea un instrumento de libertad al servicio de las personas, un vehículo de entendimiento y no una fuente de desigualdades. Los poderes públicos garantizarán que todos los españoles puedan ejercer este derecho que les asiste, también, en el ámbito de la educación.
Reconocemos el derecho de las Comunidades Autónomas con lengua cooficial a impulsar y extender su conocimiento. De la misma manera, velaremos por la efectividad del derecho constitucional de conocer y utilizar la lengua común.
Abordaremos las reformas oportunas para hacer cumplir de forma efectiva las leyes relativas al uso de la bandera de España, como garantía de normalidad democrática.
Estableceremos las medidas necesarias para garantizar el derecho de todos los españoles a usar el castellano y asegurar que ningún ciudadano sea discriminado por el ejercicio de este derecho.
Garantizaremos por ley el derecho a utilizar y a estudiar en castellano en todas las etapas del sistema educativo.
En aquellas Comunidades Autónomas que tengan, junto con la lengua oficial del Estado, otra lengua cooficial de acuerdo con sus Estatutos estarán garantizados:
Los derechos preferentes de los padres y de los alumnos, de modo que en todas las etapas educativas y en todos los cursos, la lengua castellana sea vehicular en las distintas áreas y materias junto con la otra lengua cooficial, en el marco de un modelo de bilingüismo integrador, teniendo en cuenta la realidad sociolingüística del entorno educativo.
El derecho a cursar las enseñanzas en la lengua oficial del Estado, en aquellos casos en que, por circunstancias familiares o laborales, los alumnos residan temporalmente en la Comunidad Autónoma.


La lengua castellana tendrá el tratamiento propio y el horario necesario para garantizar que todos los escolares la comprendan y se expresen en ella con corrección, oralmente y por escrito, al finalizar la enseñanza básica.
El Estado, a través de la Alta Inspección, velará por el cumplimiento de estos objetivos.
Incorporaremos a la Ley que regula el uso de la Bandera y otros Símbolos las previsiones y mecanismos jurídicos que garanticen su estricto cumplimiento.