jueves, 27 de octubre de 2011

Nuestras propuestas para el MEDIOAMBIENTE

Situación
actual
Nuestras emisiones nacionales superan los objetivos pactados para el año 2012 y estamos muy lejos del límite máximo que deberíamos alcanzar este año.
España puede ser especialmente vulnerable a los efectos del cambio climático debido a su situación geográfica. Este fenómeno podría intensificar los problemas medioambientales que ya padecemos como la escasez de agua, la contaminación del aire, los incendios forestales, la desertificación y la progresiva pérdida de nuestra biodiversidad..
La generación de residuos, principalmente los de carácter urbano, ha aumentado sustancialmente en los últimos años con los problemas ambientales que ello supone.
Un tercio de la superficie de España sufre riesgo de desertificación alto o muy alto. Sus principales causantes son los incendios forestales, la insuficiente forestación y la falta de agua.
Qué piensa
el Partido
Popular
Remediar los incumplimientos por España de los compromisos internacionales en materia de emisiones fijados en Kyoto que obligan, además a destinar miles de millones de euros a la compra de derechos de emisión de CO2.
Fomentar la responsabilidad social corporativa para fomentar una mayor conciencia ambiental en todos los ámbitos de la sociedad.
Recuperar una planificación hidrológica en la que se garantice la disponibilidad de agua, la solidaridad interterritorial, así como una gestión sostenible y eficiente que favorezca el desarrollo equilibrado en toda España.
Desarrollar una auténtica política forestal que, a la vez que tenga como eje la gestión y aprovechamiento sostenible de los montes y actuaciones preventivas contra incendios forestales, aproveche el potencial de nuestros montes como sumidero de CO2 con un gran Plan Nacional de Reforestación.
Apoyar la I+D+i para el desarrollo de tecnologías más avanzadas y eficientes, de baja intensidad en carbono, y la captura y almacenamiento de CO2.
Nos comprometemos a mantener un mix energético equilibrado y competitivo, sin renunciar a ninguna fuente de producción de energía; a reducir la dependencia energética exterior; a garantizar mercados abiertos y competitivos; a apostar por las energías renovables, en el marco de los objetivos marcados por la Unión Europea; y a establecer planes de ahorro y eficiencia energética.