lunes, 3 de enero de 2011

El pleno testigo de la ruptura de gobierno municipal del BNG


Reproches entre miembros del gobierno del BNG, desconfianza, acusaciones de mala gestión, etc... sirvieron de bochornoso escpectáculo de quien debe gobernar Mugardos.
La dimisión de la concejala del BNG y delegada del área de asuntos sociales sirvió para reprochar la falta de interés del alcalde y lo que queda de gobierno en materia de asuntos sociales y discrepancias profundas en materia de políticas sociales.
El PP le espetó al todavía alcalde su responsabilidad en mantener un gobierno en descomposición, sin rumbo y sin perspectivas de tenerlo, lo cual tendrá pésimas consecuencias en el progreso de Mugardos.
Ha quedado clara la fractura en el BNG de Mugardos, llevada a cabo por el autoritarismo del alcalde y la falta de gestión eficaz.
Simplemente vergonzoso, Mugardos se merece otra cosa.