miércoles, 2 de junio de 2010

Los propietarios del Castillo de la Palma piden que les dejen construir un hotel-balneario y casi 100 puestos de trabajo.


El PP de Mugardos, partiendo del compromiso adquirido de potenciar un grupo coordinado de trabajo para impulsar el proyecto, reunió ayer a propietarios, delegado provincial (Diego Calvo)secretaria xeral de turismo (Carmen Pardo), la diputada autonómica Angeles Diaz y el grupo municipal del PP de Mugardos.

Después de mas de 8 años de papeleos y burocracias, el hotel Castillo de la Palma necesita autorización del gobierno central para desbloquear su transformación en un hotel de 5 estrellas, que los situaría entre los mejores de Europa. El proyecto supondría un impulso vital para la economía de Mugardos y comarca, ya que además de los 90 puestos de trabajo directos tambien tendría repercusion en otros sectores como el marisqueo, la alimentacion, la pesca, el turismo, etc...

La Ley de Costas del Estado prohibe el uso residencial en la zona de dominio marítimo-terrestre, más concretamente en la zona del castillo más metida en el mar, que es la que conserva las habitaciones originales, y donde los militares que la ocuparon no hace muchos años sí la habitaban con dichos usos que dice la ley de costas están prohibidos. Allí "residió" Tejero, despúes del intento de golpe de Estado.

Lo cierto es que desde la Xunta se han dado todos los permisos que le competen para su trasnformación en hotel, respetando las condiciones que Patrimonio considera que deben respetarse.

Un castillo que lleva más de 3 siglos en pie ( recordemos que su construcción data de finales del siglo XVI ) se deja en ruinas porque la ley de costas (3 siglos posterior) no permite que se rehabilite y convierta a Mugardos en un referente turístico internacional, algo de lo que no nos sobra pues solo disponemos de capacidad hotelera actual de unas 18 camas. Y de empleos cómo lo ven? Pues eso, que parece que todo son trabas para salir del hoyo de la crisis, cuando hay quien pone y arriesga 20 millones de euros en convertir una ruina (vistosa, pero ruina) en un referente hotelero internacional. Defensa lo subastó en el año 2002 para conversión en hotel, y exigió a los licitadores un proyecto de viabilidad de un hotel, el mismo que hoy parece no valer.

El consejo de ministros puede autorizarlo de forma excepcional, pero suponemos que están muy liados en estos momentos como para pensar en Mugardos. Quizás si cayera en medio de la ría y las fragatas no pudieran pasar sí se darían cuenta de que allí, en un pueblo llamado Mugardos existió una vez un castillo.
Y por cierto, ayer los propietarios denunciaron el robo y destrozos del interior de las instalaciones, daños que ponen en riesgo su conservación y que deteriora aún más el estado actual del inmueble.