martes, 8 de junio de 2010

La realidad económica de los sindicatos...

Estamos acostumbrados al discurso de los sindicatos, y al discurso de algunos sectores recortando gastos del Estado pero no tocando las cantidades astronómicas que suponen los sindicatos para las arcas del Estado. Se pide que otros organismos se financien sin ayuda del gobierno como la Iglesia Católica pero los sindicatos no se autofinancian exclusivamente de las cuotas de sus afiliados.

El mismo Zapatero, en el congreso de UGT dijo:"Necesito de vuestro apoyo y cariño". Cariño compensado en sustanciosas subvenciones millonarias en tiempos de crisis.