lunes, 31 de mayo de 2010

La oposición y los vecinos logran que el alcalde se comprometa a impulsar las soluciones para la urbanización Pazo das Condesas.


El pleno del pasado viernes sirvió entre otras cosas para que el portavoz del BNG y concejal de urbanismo crispara con sus desafortunados comentarios a los ya por sí indignados vecinos, incrédulos ante la desautorización que el alcalde le propinó inmediatamente. Lo cierto es que los vecinos solicitaron lo que debería haber sido un compromiso de un gobierno municipal que se preocupe por sus vecinos, anteponiendo una disputa con el promotor (ambos están en los juzgados) a dar una solución para afrontar las soluciones de los vecinos ante la posibilidad de repecionar la urbanización por fases, siempre y cuando el promotor cumpla con su parte de subsanar las deficiencias que le correspondan.

El alcalde se compromtetió "nuns 8 ou 10 días" a aportar avances a este problema, en una urbanización que lleva construyéndose desde el 2003 y cuyos inquilinos aún no pueden tener la licencia de 1ª utuilización por o haberse recepcionado la urbanización, ni haber buscado activamente una solucion con el promotor. En 2010, 7 años después, el alcalde pretendía que hasta que la urbanización no estuviera totalmente acabada no recepcionarla, lo que ha supuesto que hay zonas que, aunque acabadas, se han ido deteriorando con el paso del tiempo (7 años) y ya no son recepcionables.

La pregunta que todos nos hacemos es: ¿por qué ahora sí está dispuesto a buscar una solución y no tiempo antes? ¿Será que la oposición y los vecinos están hartos de tantas mentiras? ¿Será que se le acabaron las excusas para no hacerlo?