El PSOE apoya los presupuestos municipales sin solicitar negociar un solo punto del mismo.


El PSOE de Mugardos, a través de su despistado grupo municipal, facilita con su abstención que se aprobaran los presupuestos del 2010 sin haber cambiado un sólo punto de los mismos. Se limitó a criticar que estaban inflados pero sin rubor admitieron que les hubiera gustado que se incluyeran una buena lista de obras que enumeraron. Los ingresos están inflados, los gastos corrientes disparados, pero echan en falta más gasto sin decir de donde se quitarán, o lo que es lo mismo qué obras quitarían de los mismos porque de algun lado hay que quitar el dinero.

Con un discurso pasotista, con la sensacion de haber pactado la crítica con el gobierno del BNG para no herir sensibilidades (el PSOE tiene la norma de no criticar al gobierno del BNG), aludiendo a la improvisación y mala presentacion de unos cambiantes borradores, y con unos ingresos disparatos, el PSOE consiente en hacerse co-responsable de unas cuentas de ciencia ficción, irreales y que hacen imposible dar soluciones factibles para generar empleo e inversiones.