miércoles, 18 de noviembre de 2009

El PP propone la progresiva implantación de DESFIBRILADORES PORTÁTILES en centros públicos


La generalización de los desfibriladores ha sido demandada en numerosas ocasiones por la Sociedad Española de Cardiología, que calcula que un 30% de los infartados que fallecen podrían salvar la vida si estos aparatos se instalasen y usasen en los lugares con gran afluencia de público. De hecho, por cada minuto de retraso en la aplicación de la desfibrilación se pierde un 10% de esperanza de supervivencia.


Se estima que a partir de los 5-6 minutos sin oxígeno los daños cerebrales son irreversibles o mortales.

El Grupo Municipal propondrá que además de su adquisición se forme al personal de cada centro para su uso, el cual es muy sencillo, para poder evitar casos de muerte súbita en personas que de disponer de medios y conocimientos podrían salvar la vida.