viernes, 2 de octubre de 2009

El Tribunal Superior dicta un auto en el que congela la resolución de la Consellería de Industria al detectar que podría haber sido ilegal


La justicia suspende el reparto eólico del BNG porque causaría «daños de difícil reparación»


Los jueces ni siquiera exigen fianza al demandante para paralizar el polémico concurso del bipartito.


El Tribunal Superior de Xustiza de Galicia (TSXG) suspendió la semana pasada la resolución del 26 de diciembre en la que la Consellería de Industria que entonces dirigía el nacionalista Fernando Blanco repartió 2.290 megavatios eólicos, el mayor concurso público celebrado hasta entonces en Europa. La sala de lo contencioso administrativo tomó la decisión al entender que hay indicios de ilegalidad en el decreto que dio pie a esa orden, y para evitar «que se generen posibles daños y perjuicios para las partes de difícil reparación».
El tribunal parece tenerlo tan claro que, en contra de lo que suele ser habitual en este tipo de autos, no reclama al demandante ninguna fianza para el caso de que finalmente la sentencia sea favorable al concurso del Bloque. Al contrario, el auto especifica que la suspensión se acuerda «sin imposición de costas».


Fuente: La Voz de Galicia