El PP anulará las plazas si el bipartito no paraliza las oposiciones del Consorcio

El PP reclamó ayer a la Vicepresidencia de la Xunta, que dirige en funciones Anxo Quintana, que paralice con urgencia el proceso «amañado» que puso en marcha en las semanas previas al inicio de la reciente campaña electoral para convertir en fijos más de 300 trabajadores temporales del Consorcio Galego de Servizos da Igualdade e do Benestar.
El diputado electo por Ourense y portavoz en materia de Administración, Antonio Rodríguez Miranda, exigió a la Vicepresidencia de la Xunta que "paralice de inmediato" la convocatoria de oposiciones del Consorcio Galego de Servizos da Igualdade e do Benestar, de forma que siga el ejemplo del titular en funciones de la Consellería de Presidencia, José Luis Méndez Romeu, que mandó no continuar con el nombramiento de tribunales.
En una rueda de prensa, Rodríguez Miranda subrayó que el concurso, que cuenta con 338 plazas, está incluso "impugnado" por un sindicato, CSIF (que no tiene representación en el Consorcio). En este sentido, apuntó que la contratación del personal fue de "dudosa legalidad" en su día y censuró que, "ahora, se quieran convertir" esos empleos en trabajos fijos por un concurso de también "dudosa legalidad".
A modo de ejemplo, explicó que en la fase de concurso se puntúa "hasta ocho veces más los servicios prestados en el Consorcio que en otras administraciones públicas". Además, las actividades de formación desarrolladas en el ente público cuentan 0,70 puntos por cada 10 horas, mientras que 0,15 puntos si se llevaron a cabo en la administración local o autonómica, señaló.

Por su parte, la CIG se concentró la pasada semana ante la sede del PPdeG para exigirle que continúe con la convocatoria de las oposiciones y entregaron una carta con sus reivindicaciones en el registro del edificio 'popular'. A este respecto, Rodríguez Miranda se cuestionó por qué la "los sindicatos (incluida la CIG) de los servicios centrales de la Xunta" censuran este concurso.