lunes, 23 de febrero de 2009

Dimite el polémico ministro de Justicia


El cazador cazado...

El ministro de Justicia ha dimitido (más bien invitado a irse) después de la persecución judicial al PP orquestada en un fin de semana de cacería.

Bermejo ha protagonizado una huelga de secretarios judiciales, que supuesieron varios meses de huelga y un grave parón de los juzgados y de los trámites judiciales. También protagonizó la primera huelga de jueces de la democracia de nuestro país.

Más que modernizar la administración de justicia, que era uno de los objetivos por los que fue nombrado, instrumentalizó los medios de los que disponía para ir contra el principal partido de la oposición. El pulso estaba ahí pero no ha resistido el envite. Es una de las consecuencias de usar de forma partidista la justicia, llevada hasta el extremo para anular a la alternativa de gobierno, porque sin ella se perpetúa uno mejor en el poder. Esa no es la mejor forma de dar ejemplo al PP, y mucho menos a los ciudadanos.

Chao Bermejo...